Seguidores

jueves, 7 de junio de 2012

7 de Junio: Día del Periodista.



El Día del Periodista fue establecido en 1938 por el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en Córdoba, en recuerdo del primer medio de prensa con ideas patrióticas. El 7 de junio de 1810 Mariano Moreno fundó la "Gazeta de Buenos Aires", primer periódico de la etapa independentista argentina. La Primera Junta indicó por decreto su fundación por ser necesario anunciar al público los actos oficiales y las noticias exteriores y locales. Sus primeros redactores fueron Mariano Moreno, Manuel Belgrano y Juan José Castelli.
La tarea del periodista es apasionante, porque se trata de reflejar la realidad con la objetividad que exige la profesión pero con la subjetividad de quien la ejerce. Es difícil describir sin conmoverse una situación de injusticia, la pobreza, la marginalidad, el avasallamiento de los derechos más elementales, como la vida, la libertad encuentran en los hombres y mujeres de prensa una motivación que enciende la llama de la defensa del ser humano.
Practicar el periodismo libre, ejercer el disenso sin violencia, es una tarea que le toca a las democracias que pretenden perdurar en el tiempo. La tolerancia, la discrepancia, la pluralidad de opiniones no pueden postergarse en aras de ninguna causa superior, porque no hay nada más importante que el ejercicio de la libertad dentro de la ley. "Inclínense los hombres ante la ley para no tener que arrodillarse ante los opresores".

"Los periodistas deben criticar pero no azotar a nadie" sostenía el escritor Español Luis Herrero, tal vez resolviendo aquella demanda de cierta porción de la población que cree en la primera justicia, que a veces ejerce el periodismo. En muchas ocasiones la vertiginosidad de la noticia debe eximir de hacer juicios de valor, para no cometer injusticias. No es la primera vez que leemos en los periódicos que alguna víctima fue preso por error. Todo lo que se dijo de quien vivió esa traumática experiencia motivó una condena pública que no merecía.
Más allá de los defectos que tiene el libre ejercicio de la profesión, siempre es preferible ejercer la libertad de expresión con responsabilidad antes que la autocensura por temor. "Los medios de comunicación han acostumbrado a ciertos sectores sociales a escuchar lo que halaga los oídos", sostenía Juan Pablo II, y en cierto modo develaba que es mucho más fácil estar con la mayoría, con el aplauso rotundo, aunque en más de una oportunidad revelar una opinión sincera, que no despierte el entusiasmo de las masas, resulta ser arriesgado.
Gabriel García Marquez, el brillante escritor colombiano, sostiene que "el periodismo es el mejor oficio del mundo, y es un gran desafío para todos los hombres de prensa decir la verdad a pesar de las consecuencias", porque "no hay peor escándalo que no decir la verdad, por miedo al escándalo", como reflexionaba San Gregorio.
"Es un oficio en el que se pueden lograr mil amigos en un día, y perderlos al día siguiente", destacaba un recordado periodista, referido a la tarea cotidiana que ejercen los hombres de medios de comunicación: "juzgo imposible decir la verdad, sin ofender a muchos…" es otra de las frases que los que aspiran a ser periodistas deben evaluar al momento de elegir su profesión. "El periodismo es libre o es farsa", decía Rodolfo Walsh quien dejó otra frase de antología para los periodistas: "La realidad no es solo apasionante, es casi incontable…" Muchas veces se cree que los periodistas saben más de lo que dicen, y en efecto pasan por nuestras vidas infinidad de rumores. Sería mucho más fácil y seguramente impactante, echarlos a volar todos juntos… Lo difícil es saber si tienen veracidad y con que intenciones se los hace llegar a nuestros oídos para que los disparemos.
En nuestro país hacer periodismo no es fácil, surgen lamentablemente, señales de intolerancia desde diversos sectores, que tal vez no entienden que equivocados o no, como lo garantiza la Constitución Nacional, todos tenemos derechos a expresarnos libremente, nos guste o no el tenor de los comentarios que emitimos. No hay periodismo sin democracia, ni democracia sin periodismo libre. Es hora que aprendamos esa lección que nos dejó la historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada