Seguidores

sábado, 30 de julio de 2011

Evangelio domingo 31 de julio de 2011


La multiplicación de los panes y peces.
 
Mt 14, 13-21
Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.
Jesús se alejó en una barca a un lugar desierto para estar a solas. Apenas lo supo la gente, dejó las ciudades y lo siguió a pie. Cuando desembarcó, Jesús vio una gran muchedumbre y, compadeciéndose de ella, sanó a los enfermos. Al atardecer, los discípulos se acercaron y le dijeron: "Este es un lugar desierto y ya se hace tarde; despide a la multitud para que vaya a las ciudades a comprarse alimentos". Pero Jesús les dijo: "No es necesario que se vayan, denles de comer ustedes mismos". Ellos respondieron: "Aquí no tenemos más que cinco panes y dos pescados". "Tráiganmelos aquí", les dijo. Y después de ordenar a la multitud que se sentara sobre el pasto, tomó los cinco panes y los dos pescados, y levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes, los dio a sus discípulos, y ellos los distribuyeron entre la multitud. Todos comieron hasta saciarse y con los pedazos que sobraron se llenaron doce canastas. Los que comieron fueron unos cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños.

                         Palabra del Señor.


viernes, 29 de julio de 2011

La última carta de René Favaloro.


Si se lee mi carta de renuncia a la Cleveland Clinic, está claro que mi regreso a la Argentina (después de haber alcanzado un lugar destacado en la cirugía cardiovascular) se debió a mi eterno compromiso con mi patria. Nunca perdí mis raíces. Volví para trabajar en docencia, investigación y asistencia médica. La primera etapa, en el Sanatorio Guemes, demostró que inmediatamente organizamos la residencia en cardiología y cirugía cardiovascular, además de cursos de post grado a todos los niveles.

Le dimos importancia también a la investigación clínica, en donde participaron la mayoría de los miembros de nuestro grupo.

En lo asistencial exigimos de entrada un número de camas para los indigentes. Así, cientos de pacientes fueron operados sin cargo alguno. La mayoría de nuestros pacientes provenían de las obras sociales. El sanatorio tenía contrato con las más importantes de aquel entonces.

La relación con el sanatorio fue muy clara: los honorarios, provinieran de donde provinieran, eran de nosotros; la internación, del sanatorio (sin duda la mayor tajada).

Nosotros con los honorarios pagamos las residencias y las secretarias, y nuestras entradas se distribuían entre los médicos proporcionalmente.

Nunca permití que se tocara un solo peso de los que no nos correspondía.

A pesar de que los directores aseguraban que no había retornos, yo conocía que sí los había. De vez en cuando, a pedido de su director, saludaba a los sindicalistas de turno, que agradecían nuestro trabajo.
Este era nuestro único contacto.

A mediados de la década del 70, comenzamos a organizar la Fundación. Primero, con la ayuda de la Sedra, creamos el departamento de investigación básica que tanta satisfacción nos ha dado, y luego la construcción del Instituto de Cardiología y cirugía cardiovascular.

Cuando entró en funciones, redacté los 10 mandamientos que debían sostenerse a rajatabla, basados en el lineamiento ético que siempre me ha acompañado.

La calidad de nuestro trabajo, basado en la tecnología incorporada más la tarea de los profesionales seleccionados, hizo que no nos faltara trabajo, pero debimos luchar continuamente con la corrupción imperante en la medicina. Nos hemos negado sistemáticamente a quebrar los lineamientos éticos; como consecuencia, jamás dimos un solo peso de retorno. Así, obras sociales de envergadura no mandaron ni mandan sus pacientes al Instituto.

¡Lo que tendría que narrar de las innumerables entrevistas con los sindicalistas de turno!

Manga de corruptos que viven a costa de los obreros y coimean fundamentalmente con el dinero de las obras sociales que corresponde a la atención médica.

Lo mismo ocurre con el PAMI. Esto lo pueden certificar los médicos de mi país que para sobrevivir deben aceptar participar del sistema implementado a lo largo y ancho de todo el país.

Valga un solo ejemplo: el PAMI tiene una vieja deuda con nosotros, (creo desde el año 94 o 95) de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían (como es lógico no a mí directamente).

Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema (que se ha ido incrementando en estos últimos años) deberíamos tener 100 camas más.. No daríamos abasto para atender toda la demanda.

El que quiera negar que todo esto es cierto que acepte que rija en la Argentina el principio fundamental de la libre elección del médico, que terminaría con los acomodados de turno.

Los mismo ocurre con los pacientes privados (incluyendo los de la medicina prepaga). El médico que envía a estos pacientes por el famoso ana-ana, sabe, espera, recibir una jugosa participación del cirujano.

Hace muchísimos años debo escuchar aquello de que ¡Favaloro no opera más! ¿De dónde proviene este infundio?. Muy simple: el paciente es estudiado. Conclusión, su cardiólogo le dice que debe ser operado. El paciente acepta y expresa sus deseos de que yo lo opere. 'Pero cómo, ¿usted no sabe que Favaloro no opera hace tiempo?'. 'Yo le voy a recomendar un cirujano de real valor, no se preocupe'. ¡El cirujano 'de real valor' además de su capacidad profesional retornará al cardiólogo mandante un 50% de los honorarios!

Varios de esos pacientes han venido a mi consulta, no obstante las 'indicaciones' de su cardiólogo. '¿Doctor, usted sigue operando?' y una vez más debo explicar que sí, que lo sigo haciendo con el mismo entusiasmo y responsabilidad de siempre.

Muchos de estos cardiólogos son de prestigio nacional e internacional. Concurren a los Congresos del American College o de la American Heart y entonces sí, allí me brindan toda clase de felicitaciones y abrazos cada vez que debo exponer alguna 'lecture' de significación. Así ocurrió cuando dí la de Paul D. White lecture en Dallas: decenas de cardiólogos argentinos me abrazaron, algunos con lágrimas en los ojos. Pero aquí, en mi país, vuelven a insertarse en el 'sistema' y el dinero es lo que más les interesa.

La corrupción ha alcanzado niveles que nunca pensé presenciar. Instituciones de prestigio como el Instituto Cardiovascular Buenos Aires, con excelentes profesionales médicos, envían empleados bien entrenados que visitan a los médicos cardiólogos en sus consultorios. Allí les explican en detalle los mecanismos del retorno y los porcentajes que recibirán no solamente por la cirugía sino por los métodos de diagnóstico no invasivo (Holter, eco, cámara y etc., etc.). Los cateterismos, las angioplastías, etc., etc., están incluidos.

No es la única institución. Médicos de la Fundación me han mostrado las hojas que les dejan con todo muy bien explicado. Llegado el caso, una vez el paciente operado, el mismo personal entrenado visitará nuevamente al cardiólogo, explicará en detalle 'la operación económica' y entregará el sobre correspondiente!.

La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar.

Es fácil decir 'no hay camas disponibles'. Nuestro juramento médico lo impide.

Estos pacientes demandan un alto costo raramente reconocido por las obras sociales. A ello se agregan deudas por todos lados, las que corresponden a la construcción y equipamiento del ICYCC, los proveedores, la DGI, los bancos, los médicos con atrasos de varios meses. Todos nuestros proyectos tambalean y cada vez más todo se complica.

En Estados Unidos, las grandes instituciones médicas pueden realizar su tarea asistencial, la docencia y la investigación por las donaciones que reciben.

Las cinco facultades médicas más trascendentes reciben más de 100 millones de dólares cada una! Aquí, ni soñando.

Realicé gestiones en el BID, que nos ayudó en la etapa inicial y luego publicitó en varias de sus publicaciones a nuestro instituto como uno de sus logros. Envié cuatro cartas a Enrique Iglesias, solicitando ayuda (¡tiran tanto dinero por la borda en esta Latinoamérica!): todavía estoy esperando alguna respuesta. Maneja miles de millones de dólares, pero para una institución que ha entrenado centenares de médicos desparramados por nuestro país y toda Latinoamérica, no hay respuesta.

¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente?

Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta, tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar.

La mayoría del tiempo me siento solo. En aquella carta de renuncia a la C. Clinic, le decía al Dr. Effen que sabía de antemano que iba a tener que luchar, ¡y le recordaba que Don Quijote era español!

Sin duda la lucha ha sido muy desigual.

El proyecto de la Fundación tambalea y empieza a resquebrajarse.

Hemos tenido varias reuniones, mis colaboradores más cercanos, algunos de ellos compañeros de lucha desde nuestro recordado Colegio Nacional de La Plata, me aconsejan que para salvar a la Fundación debemos incorporarnos al 'sistema'.

Sí al retorno, sí al ana-ana.

'Pondremos gente a organizar todo'. Hay 'especialistas' que saben cómo hacerlo. 'Debés dar un paso al costado. Aclararemos que vos no sabés nada, que no estás enterado'. 'Debés comprenderlo si querés salvar a la Fundación'

¡Quién va a creer que yo no estoy enterado!

En este momento y a esta edad terminar con los principios éticos que recibí de mis padres, mis maestros y profesores me resulta extremadamente difícil. No puedo cambiar, prefiero desaparecer.

Joaquín V. González, escribió la lección de optimismo que se nos entregaba al recibirnos: 'a mí no me ha derrotado nadie'. Yo no puedo decir lo mismo. A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla. Estoy cansado de recibir homenajes y elogios a nivel internacional. Hace pocos días fui incluido en el grupo selecto de las leyendas del milenio en cirugía cardiovascular. El año pasado debí participar en varios países desde Suecia a la India escuchando siempre lo mismo.

'¡La leyenda, la leyenda!'

Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga.

Me consuela el haber atendido a mis pacientes sin distinción de ninguna naturaleza. Mis colaboradores saben de mi inclinación por los pobres, que viene de mis lejanos años en Jacinto Arauz.

Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento como decía Don Ata.

No puedo cambiar.

No ha sido una decisión fácil pero sí meditada.

No se hable de debilidad o valentía.

El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable. Con ella me voy de la mano.

Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad.

Estoy tranquilo. Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural. Perdónenme, pero creo que es cierto. Espero que me recuerden así.

En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta.

En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara.

A mi familia, en particular a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco.

Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos a Jacinto Arauz, allá en La Pampa .

Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o civiles.

Un abrazo a todos
René Favaloro

(René Gerónimo Favaloro - 29 de Julio de 2000)


martes, 26 de julio de 2011

"Día de los abuelos"


Cada 26 de julio, la Iglesia Católica recuerda a San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María y abuelos de Jesús. Por ello es que año tras año se va haciendo más conocida la festividad del "Día de los Abuelos".

Llegar a este momento de la vida implica haber vivido etapas que significaron una madurez para el adulto en todo sentido; el espíritu de sacrificio en bien de los seres amados se hace común, la sabiduría es compañera que habla cuando el joven necesita consejo y ayuda; el andar lento es resultado de kilómetros transitados a lo largo de los años y que convidan a desacelerar el ritmo para contemplar la naturaleza que dejamos al pasar…

"Señor, Dios de nuestros padres, que concediste a San Joaquín y a Santa Ana el privilegio de tener como hija a María, la madre del Señor, concédenos, por la intercesión de estos dos santos, la salvación que has prometido a  tu pueblo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén"

Santos Joaquín y Ana rueguen por nuestros abuelos y sus necesidades.
Abuelos, que tengan un hermoso día!!!RdS.

domingo, 24 de julio de 2011

Cuando seamos grandes...


Cuando seamos grandes no nos olvidemos
que para las noches se hicieron los cuentos,
y los Reyes Magos, y los duendes buenos;
que sólo hace falta cuando llega el sueño 
tener bien a mano la voz de un abuelo.

No nos olvidemos que en una vereda
cabe un mundo entero, de risas y ruedas,
que no hay mar tan nuestro como el de la acequia,
que con dos pedales de una bicicleta
lo que queda lejos siempre queda cerca.

No nos olvidemos de las maravillas
que guardan adentro, las cosas sencillas,
los viejos cajones, la flor, la semilla.
La vida es un viaje y es cuestión de vida
sentarnos al lado de la ventanilla.

Cuando seamos grandes va a ser muy bonito
tener como amigos a los animalitos
y gritarles cosas y entender sus gritos,
y explicar los vuelos por el infinito...
(los grandes no entienden a los pajaritos).

No nos olvidemos cuando seamos grandes
que un beso es un modo de quedarse en alguien,
que siempre es horario para acariciarse,
que el amor es todo, que ternura es madre,
que hay que estar temprano cuando se hace tarde.

Cuando seamos grandes no nos olvidemos
de la fantasía, del sol y los juegos,
y los cumpleaños, y el circo viajero,
los payasos tristes, los muñecos buenos,
la hermosa costumbre de decir: ¡TE QUIERO!
 
Desconozco su autor.


 Besos y bendiciones!!! RdS

viernes, 22 de julio de 2011

Vacaciones con bufanda.

Disfrutando de mis vacaciones con bufanda en familia con: Cristina, Jorge, Ailén y Martina; Javier, Moni, Tadeo, Bruno y Timi; Mariela, Tomi y Toto; Rosana, Elías y Nayla; Diego y Pedrito. Como verán somos un familión. Les mando besos y bendiciones y les cuento que no puedo dejar de pasar por aquí sin dejar de saludarlos. 

Rosana de siempre vacacionera.

Evangelio domingo 24 de julio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (13,44-52):
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra. El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. ¿Entendéis bien todo esto?»
Ellos le contestaron: «Sí.»
Él les dijo: «Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo y lo antiguo.»
Palabra del Señor.

martes, 19 de julio de 2011

Un amigo es...

Amigo es aquel que sabe todo sobre tí, y aun así sigue siendo tu amigo.


Los amigos son como las estrellas, no siempre las vemos, pero siempre estan ahí.

Amigo es aquel que no traiciona.

Amigo es el que te apoya.



Amigo es aquel que siempre está a tu lado.
Amigo es aquel que en esos momentos tristes te los hace felices. 

Amigo es aquel que te hace reir.


Amigo es aquel que comparte tus secretos y en el que puedes confiar.

Amigo es aquel que te acompaña en tus locuras.


Amigo es aquel que siempre está cuando lo necesitás.

Amigo es aquel que quiere lo mejor para ti.

Amigo no es la persona que te seca las lágrimas sino la que evita que las derrames.




Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan cómo estamos y esperan oir la contestación.

Los amigos deben buscarse como buenos libros: la felicidad no está en que sean muchos ni muy curiosos; sino pocos pero buenos.
Un verdadero amigo es aquel que entra cuando todos los demás se van.


Un amigo verdadero es alguien que cree en ti aunque tú hayas dejado de creer en tí mismo.

La amistad es como la salud: nunca nos damos cuenta de su verdadero valor hasta que la perdemos.


Un amigo es como un trébol, es difícil de encontrar y da buena suerte.

Un amigo es aquel que te tiende su mano aunque no la merezcas.



El amigo leal se ríe de tus chistes, aunque no sean tan buenos; y te consuela de tus problemas, aunque no sean tan graves.



Un amigo es el que a pesar de la distancia se acuerda de los momentos importantes que vivieron.

Los amigos son ángeles que se levantan cuando tus alas han olvidado como volar.


La verdadera amistad nunca se olvida a pesar de que se navegue en direcciones opuestas, el viento vuelve algún día a juntar las embarcaciones.

Un amigo no es el que está a tu lado todos los días, sino el que llega cuando el mundo se cae a tus pies.

La amistad ni se consquista ni se impone, porque ésta nace del corazón.


Un amigo no es el que celebra tus logros sino el que te ayuda a conseguirlos.
Un amigo es aquel que a pesar de las distancias, sus corazones y sus pensamientos siempre están juntos sin importar el lugar donde se encuentren.


Un verdadero amigo no es sólo el que te acompaña a donde vas y cuando lo necesitas, sino el que además te corrige cuando cree que te equivocas.


La amistad cuando es verdadera dura para siempre.

 

¡¡¡FELIZ DIA DEL AMIGO!!!besos y bendiciones!!! RdS


RdS

lunes, 18 de julio de 2011

AMIA: 17 años sin justicia.

Es triste comprobar que al cumplirse un nuevo aniversario del feroz atentado no se ha avanzado en el castigo a los culpable

 

Se cumplen hoy 17 años del brutal atentado que destruyó la sede de la mutual judía AMIA, y truncó la vida de 85 argentinos y dejó centenares de heridos.
Como en cada aniversario, es inevitable volver a referirse a la impunidad de que aún gozan los autores intelectuales y materiales del peor hecho terrorista que sufrió nuestro país, una impunidad que en buena medida es resultado evidente de la desastrosa investigación de la justicia argentina y de la falta de una efectiva cooperación internacional.
Se ha calificado maliciosamente al atentado ocurrido el 18 de julio de 1994 de acto antisemita, cuando en verdad se trató de un atentado contra la Argentina y los argentinos. Aunque de diferentes orígenes, religiones y ocupaciones, los muertos y heridos eran ciudadanos de nuestro país.


Los ríos de tinta y los engorros judiciales, políticos e internacionales del caso AMIA no deben permitir que se pierda de vista lo esencial: el dolor y la impotencia de los familiares y la frustración de la sociedad al ver que los años se suceden sin que, todavía, se arribe a la verdad, a la Justicia y al castigo de los culpables.
Cada 18 de julio se renuevan los reclamos y reaparece el clamor para evitar la impunidad y la repetición de un hecho similar. Porque, como hemos dicho en esta columna, la falta de esclarecimiento pleno y de castigo tanto en este caso como en el de la voladura de la embajada de Israel, ocurrido dos años antes, son una invitación a repetir esos aberrantes atentados.

El nuevo aniversario es, entonces, un momento propicio para pedirle la mayor de las energías a la Justicia, una elemental coherencia al Gobierno, y cordura y silencio a quienes buscan discriminar.


Para conservar la AMISTAD.


De su experiencia, Enrique Ernesto Febbraro saca un listado para conservar la amistad:
·         Un amigo no aconseja, se mete en el problema, se embrolla, y ayuda al otro.
·         Mi amigo es mi maestro, mi discípulo y mi condiscípulo.
·         Los sacramentos de la amistad son: simpatía, ternura, respeto, reciprocidad, lealtad, comprensión, desinterés, solidaridad, perseverancia y alegría.
·         Hace falta callar, aunque se tenga razón, porque dos no pelean si uno no quiere.
·         No hacer o decir nada que lastime u ofenda al otro.
·         Acompañar siempre: en la soledad, el dolor o la alegría.
·         Aceptar a las personas como son y querer hasta en el mínimo detalle, sin esperar recompensa.
·         Olvidar los propios problemas y escuchar con oído y corazón de amigos.

De todo su anecdotario, Febbraro desnuda una pena: “Escribí a la NASA, pero nunca me contestaron”.
Al celebrar el Día del Amigo honramos a su creador, el doctor Enrique Febbraro, ilustre personalidad que dedicó su vida a promover y realizar fundamentales obras de solidaridad, cultura y altos ideales de progreso.
Al servicio de la creación del “Día del Amigo”, el 20 de julio y el de “Día Internacional del Amigo”, en octubre, “hice enormes inversiones de tiempo, esfuerzo y dinero, para que la gente conozca mis cantos de vida y esperanza; también es cierto que no se me ofrecieron muchas oportunidades para que explique el verdadero por qué de esa monumental tarea –dice en una nota que recibimos.”
Su “curri” incluye más de veinte páginas donde se informa de premios, distinciones y reconocimiento de todas partes del mundo. Pero la realidad señala que la creación de estos días memorables, que honran a la amistad, la llevó a cabo Febbraro solo, poniendo al servicio del ideal su tiempo y sus bienes. Un profundo afecto y veneración a este gran argentino, que bien merece ser ejemplo de honestidad, ética y virtuosa vida.

20 de Julio: Día del Amigo: su historia

El día internacional del amigo tiene origen en Argentina y se lo debemos a Enrique Ernesto Febbraro, profesor de psicología, filosofía, historia, músico y odontólogo. Vivía en Lomas de Zamora, fue socio fundador del Rotary Club de San Cristóbal de Buenos Aires, barrio en donde nació por el año 1924 y en el que vive actualmente. Es socio fundador y ahora honorario del Rotary Club de Once, de dicha ciudad.

“Un amigo no da consejos, ayuda, acompaña”, define Enrique Ernesto Febbraro, el hombre que el 20 de junio de 1969 inventó el “Día del Amigo”. Y completa: “la amistad es casta: si se mezcla con sexo, ya es otra cosa. Y tanto con un hombre, como con una mujer, tiene que estar fundada en el respeto”.
“Un padre que da consejos es un padre, ¡pero jamás un amigo!”, retruca desde su casa del barrio porteño de San Cristóbal al mismísimo Martín Fierro de José Hernández.
Casi como al pasar, asegura que Hernández pifió el renglón cuando puso en boca de Martín Fierro la imagen de un padre consejero y camarada.
Los únicos consejos válidos para Febbraro son aquellos que ayudan a conservar y mejorar la amistad y en el deber humano de tener amigos, empezando uno mismo por ser amigo”, señala.
El 20 de julio de 1969 mientras miraba por tevé la llegada del hombre a la Luna, se prometió a sí mismo que ese sería para siempre el Día del Amigo.
Antes de que la Apolo 11 regresara a la Tierra, desde su consultorio de Lomas de Zamora, donde vivía entonces, envió mil cartas a cien países y, a vuelta de correo con 700 respuestas, había quedado fundado el Día del Amigo.
Cuando Neil Armstrong pisó la Luna y dio “un pequeño paso para el hombre y un gran salto para la humanidad”, consideró que había madurado su idea de dedicarle un día al amigo.. “Escuché que el alunizaje del módulo era un gesto de amistad, desde la humanidad hacía el universo. ¡Ya está, es el día elegido!, dije. Hoy se celebra en unos cien países y esta en la agenda del corazón de los argentinos”. 
"Mi amigo es mi maestro, mi discípulo y mi condiscípulo. Él me enseña, yo le enseño. Ambos aprendemos y juntos vamos recorriendo el camino de la vida, creciendo. Sólo el que te ama te ayuda a crecer".
Su tarea se llevaba a cabo con un lema: "Un pueblo de amigos es una Nación imbatible", a la vez que destacaban que sería una celebración ética, sin fines de lucro ni de fomento al consumo.
Visitó organismos nacionales, gubernamentales, municipales, políticos, religiosos, personas notables y amigos para que adoptaran la idea y luego la difundieran en sus áreas de influencia.
Poco a poco fue logrando su cometido, primero fue el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que con su decreto Nº 235/79 autorizó la celebración y le dio un marco legal. Luego se fueron sumando distintas entidades y extendiéndose por toda la Argentina y por algunos países de América Latina.

Su iniciativa tuvo éxito, ya que cada 20 de julio, en muchos países, los amigos esperan reunirse y dedican un día a la Amistad. Pero es importante recordar que la Amistad es vivida cotidianamente, durante los 365 días del año.
 
"Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan cómo estamos y esperan a oír la contestación ".
 
El Dr. Enrique Ernesto Febbraro fue candidato dos veces al premio Nobel de la Paz.

domingo, 17 de julio de 2011

Parábola del Trigo y la cizaña. Mt 13, 24-43


     
      Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús propuso a la gente esta parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras todos dormían vino su enemigo, sembró cizaña en medio del trigo y se fue. Cuando creció el trigo y aparecieron las espigas, también apareció la cizaña. Los peones fueron a ver entonces al propietario y le dijeron: "Señor, ¿no habías sembrado buena semilla en tu campo? ¿Cómo es que ahora hay cizaña en él?". Él les respondió: "Esto lo ha hecho algún enemigo". Los peones replicaron: "¿Quieres que vayamos a arrancarla?". "No", les dijo el dueño, "porque al arrancar la cizaña, corren el peligro de arrancar también el trigo. Dejen que crezcan juntos hasta la cosecha, y entonces diré a los cosechadores: Arranquen primero la cizaña y átenla en manojos para quemarla, y luego recojan el trigo en mi granero".


También les propuso otra parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo. En realidad, ésta es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en un arbusto, de tal manera que los pájaros del cielo van a cobijarse en sus ramas".


Después les dijo esta otra parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un poco de levadura que una mujer mezcla con gran cantidad de harina, hasta que fermenta toda la masa". Todo esto lo decía Jesús a la muchedumbre por medio de parábolas, y no les hablaba sin ellas, para que se cumpliera lo anunciado por el Profeta: "Hablaré en parábolas, anunciaré cosas que estaban ocultas desde la creación del mundo". 
Entonces, dejando a la multitud, Jesús regresó a la casa; sus discípulos se acercaron y le dijeron: "Explícanos la parábola de la cizaña en el campo".

Él les respondió: 
"El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; 
el campo es el mundo; 
la buena semilla son los que pertenecen al Reino; 
la cizaña son los que pertenecen al Maligno, 
y el enemigo que la siembra es el demonio; 
la cosecha es el fin del mundo y los cosechadores son los ángeles. 
Así como se arranca la cizaña y se la quema en el fuego, de la misma manera sucederá al fin del mundo. El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y éstos quitarán de su Reino todos los escándalos y a los que hicieron el mal, y los arrojarán en el horno ardiente: allí habrá llanto y rechinar de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el Reino de su Padre. ¡El que tenga oídos, que oiga!".

Palabra del Señor.

sábado, 16 de julio de 2011

Sobre el Perdón.

El perdón y el amor es lo único que alivia el alma. Perdonar consiste en aceptar que cada persona es un misterio y que cada uno evalúa los acontecimientos de la vida según su educación, su historia, sus genes, sus estados de ánimo.

Es necesario entender que los demás no son como nosotros queremos que sean, son como pueden ... son como podemos y no como queremos...por eso necesitamos también aceptarnos y perdonarnos.

Por esa razón cuando necesites perdonar no dudes en abrir tu corazón, porque todos cometemos errores...somos humanos y lo importante no es atarse al rencor, sino aceptar que podemos equivocarnos.
 
Perdonar no significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes. Tampoco significa volver a cualquier tipo de relación enfermiza, destructiva o dañina. Perdonar significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo. Y desearle a la otra persona lo mejor...y desearnos lo mejor.

CON LA AYUDA DE JESÚS Y DE MARÍA VIRGEN... PODEMOS!!!