Seguidores

lunes, 28 de diciembre de 2015

La sagrada Familia.



"Como en el belén, la mirada de fe nos permite abrazar al mismo tiempo al Niño divino y a las personas que están con él: su Madre santísima, y José, su padre putativo. ¡Qué luz irradia este icono de grupo de la santa Navidad! Luz de misericordia y salvación para el mundo entero, luz de verdad para todo hombre para la familia humana y para cada familia. ¡Cuán hermoso es para los esposos reflejarse en la Virgen María y en su esposo José! ¡Cómo consuela a los padres especialmente si tienen un hijo pequeño! ¡Cómo ilumina a los novios que piensan en sus proyectos de vida!.
María y José enseñan con su vida que el matrimonio es una alianza entre el hombre y la mujer, alianza que los compromete a la fidelidad recíproca, y que se apoya en la confianza común en Dios. Se trata de una alianza tan noble, profunda y definitiva, que constituye para los creyentes el sacramento del amor de Cristo y de la Iglesia. La fidelidad de los cónyuges es, a su vez, como una roca sólida en la que se apoya la confianza de los hijos". (San Juan Pablo II)


jueves, 24 de diciembre de 2015

Viniste como amigo.



Señor Jesús, llegaste a mí humilde
y discretamente, para ofrecerme tu amistad.
Me elevaste a tu nivel, bajándote tú al mío,
y deseas un trato familiar, pleno de abandono.
Permaneces en mí misteriosamente,
como un amigo siempre presente,
dándoseme siempre,
y colmando por completo
todas mis aspiraciones.
Al entregársenos,
poseemos contigo toda la creación
pues, todo el universo te pertenece.
para que nuestra amistad sea perfecta,
tú me asocias a tus sufrimientos y alegrías,
compartes conmigo tus esperanzas
tus proyectos, tu vida.
Me invitas a colaborar en tu obra redentora,
a trabajar contigo con todas mis fuerzas.
Quieres que nuestra amistad
sea fecunda y productiva,
para mí mismo y para los demás.
Dios, amigo del hombre,
creador amigo de la creatura,
Santo amigo del pecador.
Eres el amigo ideal,
que nunca falla a su fidelidad
y nunca se rehúsa a sí mismo.
Al ofrecimiento de tan magnífica amistad,
quisiera corresponder
como Tú lo esperas y mereces,
procediendo siempre como tu amigo.
Amén.


Oración.




Las palabras humanas
apagaron el amor y las estrellas,
anochecieron la vida...
Por eso tienes que venir,
oh urgente Niño,
a lo profundo de esta noche
ya medio construida,
para implantar la paz,
el sueño y la canción,
¡Verbo eterno de Dios,
hecho a nuestra medida!


lunes, 21 de diciembre de 2015

La Navidad es renacer.



La Navidad es cercanía: rompe con lo que te separa de los demás.
La Navidad es amor: ¡Bríndate generosamente!
La Navidad es oración: si estás frío con Dios, háblale.
La Navidad es canto: si estás desafinado, entónate
La Navidad es perdón: si estás enojado, reconcíliate.
La Navidad es adoración: si eres soberbio, arrodíllate.
La Navidad es dulzura: si estás amargado, dulcifica tu persona.
La Navidad es cielo: si vives en un infierno, coge la escalera de Jesús.
La Navidad es paz: si eres violento, busca las armas de la fraternidad.
La Navidad es compartir: si eres tacaño, despréndete de algo.
La Navidad es confiar: si eres desconfiado, da otra oportunidad.
La Navidad es alegría: si estás triste, busca razones para la sonrisa.
La Navidad es esperanza: si estás derrotado, levántate: Dios te quiere.
La Navidad es regalos: si no los tienes, aprende a conquistarlos.
La Navidad es silencio: si estás afónico, serénate un poco.
La Navidad es Dios: si vives lejos de El, aún estás a tiempo para volver.
La Navidad es Jesús: si no lo ves, búscalo dentro de ti.
La Navidad es María: si te parece pobre, enriquécela con tu cariño.
La Navidad es José: si no eres responsable, mírale de cerca.
La Navidad es Angel: si no tienes alas, supérate a ti mismo.
La Navidad es anuncio: si estás sordo, abre tus oídos a la Buena Noticia.
La Navidad es verdad: si vives en la falsedad, recupera la transparencia.


jueves, 17 de diciembre de 2015

Oración por el Papa Francisco.



Oh Dios, Tú que en tu designio providencial 
quisiste que tu Iglesia fuese construida sobre Pedro, 
a quien elegiste sobre los demás Apóstoles, 
mira con misericordia a Francisco, 
nuestro Papa, escucha nuestra oración, 
y concédele al sucesor de Pedro, 
que sea, para tu pueblo, 
fuente viva y base firme de unidad 
en la fe y en la comunión. 
Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén. 
Reza un: Padre Nuestro, Ave María y Gloria. .


domingo, 13 de diciembre de 2015

SANTA LUCÍA Patrona de la Vista.



Hoy, 13 de diciembre, celebramos a Santa Lucía, patrona de la vista, porque, según una antigua tradición, a la santa le habrían arrancado los ojos por proclamar firmemente la fe y volvió a recobrar la vista.
Según “las actas” de Santa Lucía, ella nació en Siracusa, Secilia (Italia), en una familia noble, rica, y fue educada en la fe. Su padre murió durante su infancia e hizo voto de virginidad en secreto. Su madre Eutiquia, sin saber, la animaba a contraer matrimonio con un joven pagano.
Santa Lucía acompañó a su madre a orar ante la tumba de Santa Ágata para que obtenga la curación de sus hemorragias. Dios escuchó sus oraciones y la Santa le dijo a su madre que deseaba consagrarse a Dios y repartir su fortuna entre los pobres. Eutiquia le dio el permiso.
El pretendiente de Lucía se molestó y delató a la santa como cristiana. El juez insistió para que desistiera, pero Santa Lucía le respondió: “Es inútil que insista. Jamás podrá apartarme del amor a mi Señor Jesucristo”
El juez la amenazó con prostituirla y ella le dijo: "El cuerpo queda contaminado solamente si el alma consciente". Esta frase era muy admirada por Santo Tomás de Aquino porque corresponde con el principio moral de que no hay pecado si no se consiente el mal.
Por la gracia de Dios, los guardias no pudieron mover a Santa Lucía del sitio de donde estaba y la sentencia no pudo cumplirse, entonces trataron de quemarla en la hoguera y también fracasaron. Por último la decapitaron y, aun así, Santa Lucía siguió exhortando a los fieles para que permanezcan firmes.
En la edad media se le invocaba contra las enfermedades de los ojos, tal vez porque su nombre significa “luz”. Esto originó varias leyendas como la de que el tirano mandó a los guardias que le sacaran los ojos y ella recobró la vista.
En 1894 descubrieron una inscripción sepulcral en las catacumbas de Siracusa con el nombre de Santa Lucía, la mártir que, con certeza, vivió en el siglo IV.

ORACIÓN
Oh Bienaventurada y amable Virgen Santa Lucía,
universalmente reconocida por el pueblo cristiano
como especial y poderosa abogada de la vista,
llenos de confianza a ti acudimos;
pidiéndote la gracia de que la nuestra se mantenga sana
y le demos el uso para la salvación de nuestra alma,
sin turbar jamás nuestra mente en espectáculos peligrosos.
Y que todo lo que ellos vean se convierta en saludable
y valioso motivo de amar cada día más a Nuestro Creador
y Redentor Jesucristo, a quien por tu intercesión,
oh protectora nuestra; esperamos ver y amar eternamente
en la patria celestial. Amén.


miércoles, 9 de diciembre de 2015

Sentido cristiano del Árbol de Navidad.



Los adornos más tradicionales del árbol de Navidad son:
  • Estrella: Colocada generalmente en la punta del árbol, representa la fe que debe guiar la vida del cristiano, recordando a la estrella que guió a los Magos hasta Belén.
  • Esferas: En un principio San Bonifacio adornó el árbol con manzanas, representando con ellas las tentaciones. Hoy día, se acostumbra a colocar bolas o esferas, que simbolizan los dones de Dios a los hombres.
  • Lazos: Tradicionalmente los lazos representan la unión de las familias y personas queridas alrededor de dones que se desea dar y recibir.
  • Luces: En un principio velas, representan la luz de Cristo.
Un poco de historia
Los antiguos germanos creían que el mundo y todos los astros estaban sostenidos pendiendo de las ramas de un árbol gigantesco llamado el “divino Idrasil” o el “dios Odín”. En cada solsticio de invierno, cuando suponían que se renovaba la vida, le rendían un culto especial.
La celebración de ese día consistía en adornar un árbol de encino con antorchas que representaban a las estrellas, la luna y el sol. En torno a este árbol, bailaban y cantaban adorando a su dios.
Cuentan que San Bonifacio, evangelizador de Alemania e Inglaterra, derribó el árbol que representaba al dios Odín, y en el mismo lugar plantó un pino, símbolo del amor perenne de Dios y lo adornó con manzanas y velas, dándole un simbolismo cristiano: las manzanas representaban las tentaciones, el pecado original y los pecados de los hombres; las velas representaban a Cristo, la luz del mundo y la gracia que reciben los hombres que aceptan a Jesús como Salvador. Esta costumbre se difundió por toda Europa en la Edad Media y con las conquistas y migraciones, llegó a América.
Poco a poco, la tradición fue evolucionando: se cambiaron las manzanas por esferas y las velas por focos que representan la alegría y la luz que Jesucristo trajo al mundo.
Las esferas y sus colores, actualmente simbolizan las oraciones que hacemos durante el periodo de Adviento:
Esferas
  • Esferas Azules: Simbolizan oraciones de arrepentimiento
  • Esferas Plateadas: Oraciones de agradecimiento
  • Esferas Doradas: Oraciones de alabanza
  • Esferas Rojas: Oraciones de petición
Se acostumbra poner una estrella en la punta del pino que representa la fe que debe guiar nuestras vidas.
También se suele adornar con diversas figuras el árbol de Navidad. Éstos representan las buenas acciones y sacrificios, los “regalos” que le daremos a Jesús en la Navidad.
Para aprovechar la tradición: Adornar el árbol de Navidad a lo largo de todo el Adviento, explicando a los niños cada simbolismo. Los niños pueden elaborar sus propias esferas (24 a 28, dependiendo de los días que tenga el Adviento) con una oración o un propósito en cada una. Conforme pasen los días, las van colgando en el árbol de Navidad hasta Nochebuena.
(Fuentes: Catholic.Net y PrimerosCristianos.Wordpress.com)

Francisco inauguró el año de la Misericordia abriendo la puerta Santa. Mt. 11, 28-30



Por Pbro. Luis Zazano 
Me gustaría que meditemos juntos lo sucedido ayer, creo que esta muy en unión al evangelio de hoy. Ayer el papa Francisco inauguró el año de la misericordia abriendo la puerta Santa, ¿Qué nos deja esto?:
  1. Apertura: es abrir para que se vea el interior de la iglesia, en la iglesia esta Jesús, vos sos iglesia y lo tenés a Jesús en tu interior pero se potencializa y perfecciona en la comunidad, “donde dos o más estén reunidos en mi nombre, allí estoy yo”. Hoy tenemos que tener un corazón abierto para que vean nuestro interior y podamos aliviar.
  2. Entrada: hoy la Iglesia tiene abierta sus puertas para que todos entren, no se cobra entrada porque no es un local de ventas, es tu casa. ¿Lo entendés? Somos familia y a través de este año de la misericordia el Señor te invita a entrar a tu casa sabiéndote perdonado. No hay mayor alivio que el sentirse que uno está ya en su casa. Entra con humildad, pidiendo perdón de tus errores pero sabiendo que tendrás el abrazo de tu padre.
  3. Caminar: uno puede mirar desde afuera el interior de la Iglesia o de cualquier lugar pero exige caminar, meterse; para entrar a la Iglesia es necesario hacer un camino, es caminar hacia el encuentro con Dios; es un proceso, tu vida exige un caminar, no podes quedarte parado, metete y curiosea porque hay Alguien quien te espera, ese alguien es Dios.
Quien entra y camina se encuentra con el esplendor de Dios, no saldrás como entraste. Entra a Dios y encontrarás alivio, no te quedes parado métete que hay una familia que te espera y abraza.

lunes, 7 de diciembre de 2015

Oración a la Inmaculada Concepción de María.



Oh María, Madre nuestra,
Hoy el pueblo de Dios en fiesta
te venera Inmaculada,
preservada desde siempre del contagio del pecado.
Acoge el homenaje que te ofrezco
en nombre de la Iglesia que está en Roma
y en el mundo entero.
Saber que Tú, que eres nuestra Madre,
estás totalmente liberada del pecado,
nos da gran consuelo.
Saber que sobre ti el mal no tiene poder,
nos llena de esperanza y de fortaleza
en la lucha diaria que debemos realizar
en contra de las amenazas del maligno.
Pero en esta lucha no estamos solos, no somos huérfanos,
porque Jesús, antes de morir en la cruz,
nos ha dado a Ti como Madre.
Nosotros, por lo tanto, a pesar de ser pecadores, somos tus hijos, hijos de la Inmaculada,
llamada a aquella santidad que en Ti resplandece
para gracia de Dios desde el inicio.
Animados de esta esperanza,
nosotros hoy invocamos tu materna protección para nosotros,
para nuestras familias,
para esta Ciudad, para el mundo entero.
Que el poder del amor de Dios,
que te ha preservado del pecado original,
por tu intercesión, libere a la humanidad de toda esclavitud
espiritual y material,
y haga vencer, en los corazones y en los eventos,
el plan de salvación de Dios.
Haz que también en nosotros, tus hijos, la gracia
prevalezca sobre el orgullo
y podamos llegar a ser misericordiosos
como es misericordioso nuestro Padre celestial.
En este tiempo que nos conduce
a la fiesta de la Natividad de Jesús,
enséñanos a andar a contracorriente:
a despojarnos, a escuchar, a hacer silencio,
para dejar espacio a la belleza de Dios,
fuente de la verdadera alegría.
¡Oh Madre nuestra Inmaculada, reza por nosotros!


domingo, 6 de diciembre de 2015

El verdadero Santa Claus.



HOY CELEBRAMOS A SAN NICOLAS EL VERDADERO SANTA CLAUS: San Nicolás de Mira (o Myra) o San Nicolás de Bari, obispo de Mira, en Licia, famoso por su santidad y por su intercesión ante el trono de la divina gracia (s. IV).

Este santo fue tan popular en la antigüedad, que se le han consagrado en el mundo más de dos mil templos. Era invocado en los peligros, en los naufragios, en los incendios y cuando la situación económica se ponía difícil, y la gente conseguía por su intercesión favores admirables.
Por haber sido tan amigo de la niñez, en su fiesta se reparten dulces y regalos a los niños, y prácticamente con esta fecha se empezaban las festividades de diciembre. Como en alemán se llama "San Nikolaus", lo empezaron a llamar Santa Claus, y lo pintan como un anciano vestido de rojo, con una barba muy blanca, que pasaba de casa en casa repartiendo regalos y dulces a los niños (entre nosotros lo llamaron Papá Noel).
De San Nicolás escribieron muy hermosamente San Juan Crisóstomo y otros grandes santos. Su biografía la escribió San Metodio, Arzobispo de Constantinopla, y de ella sacamos los siguientes datos curiosos.
Nació en Licia, Turquía, de padres muy ricos. Desde niño se caracterizó porque todo lo que conseguía lo repartía entre los pobres. Decía a sus padres: "sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos ha dado tanto".
Tenía un tío que era obispo y este lo consagró como sacerdote. Al morir sus padres atendiendo a los enfermos en una epidemia, él quedó heredero de una inmensa fortuna. Entonces repartió sus riquezas entre los pobres y se fue de monje a un monasterio. Después quiso visitar la Tierra Santa donde vivió y murió Jesús, y al volver de allá llegó a la ciudad de Mira (en Turquía) donde los obispos y sacerdotes estaban en el templo discutiendo a quién deberían elegir como nuevo obispo de la ciudad, porque el anterior se había muerto. Al fin dijeron: "elegiremos al próximo sacerdote que entre al templo". Y en ese momento sin saber esto, entró Nicolás y por aclamación de todos fue elegido obispo. Por eso se le llama San Nicolás de Mira.
La especialidad de este santo fueron los milagros tan numerosos que logró conseguir de Dios. Lo pintaban con unos niños, porque los antiguos contaban que un criminal hirió a cuchillo a varios niñitos, y el santo al rezar por ellos obtuvo su curación instantánea. También pintan junto a él a una señorita, porque en su ciudad había un anciano muy pobre con tres hijas y no lograba que se casaran por ser en tan extremo pobres. Entonces el santo por tres días seguidos, cada noche le echó por la ventana una bolsa con monedas de oro, y así el anciano logró casar a sus hijas muy bien.
Es Patrono de los marineros, porque estando unos marineros en medio de una terribilísima tempestad en alta mar, empezaron a decir: "Oh Dios, por las oraciones de nuestro buen Obispo Nicolás, sálvanos". Y en ese momento vieron aparecer sobre el barco a San Nicolás, el cual bendijo al mar, que se calmó, y en seguida desapareció.
Otro día iban a condenar injustamente a tres amigos suyos que estaban muy lejos. Ellos rezaron pidiendo a Dios que por la intercesión de Nicolás su obispo los protegiera. Y esa noche en sueños el santo se apareció al juez y le dijo que no podía condenar a esos tres inocentes. Y fueron absueltos.
El emperador Licino decretó una persecución contra los cristianos y Nicolás fue encarcelado y azotado, pero siguió aprovechando toda ocasión que se le presentaba, para enseñar la religión a cuantos trataban con él. Más tarde llegó el emperador Constantino y lo liberó a él junto con todos los demás prisioneros cristianos.
Luego apareció la herejía de Arrio que decía que Jesucristo no es Dios. San Nicolás se opuso con toda su sabiduría y con su gran ascendiente y no permitió que los arrianos entraran a su ciudad de Mira.
Dicen que el santo murió el 6 de diciembre del año 345.
En oriente lo llaman Nicolás de Mira, por la ciudad donde estuvo de obispo, pero en occidente se le llama Nicolás de Bari, porque cuando los mahometanos invadieron a Turquía, un grupo de católicos sacó de allí en secreto las reliquias del santo y se las llevó a la ciudad de Bari, en Italia. En esa ciudad se obtuvieron tan admirables milagros al rezarle a este gran santo, que su culto llegó a ser sumamente popular en toda Europa. Es Patrono de Rusia, de Grecia y de Turquía. En Roma ya en el año 550 le habían construido un templo en su honor. 
FUENTE:SANTOPEDIA

Oración a la Virgen en Adviento.



María, madre de Jesús y madre nuestra,
tú te alegraste mucho cuando el arcángel san Gabriel
te anunció que ibas a ser la madre del Mesías

y preparaste muy bien tu corazón para recibirle con todo el cariño.
Haz que también nosotros nos preparemos a recibirle en esta Navidad
y podamos compartir el gozo del nacimiento de Jesús
con nuestros padres, hermanos, familiares y amigos,
como tú lo compartiste con san José, tu esposo,
con los pastores y los Reyes Magos, que fueron a Belén a ver al Niño.
Te lo pedimos por tu Hijo Jesucristo y nuestro Señor. Amén.

Explicando la Inmaculada Concepción.




La Virgen María fue concebida sin el pecado original. ¿Qué razones podemos dar para explicar esto a católicos y no católicos?


Por: Martin Zavala M.P.D. | Fuente: Defiendetufe.org 


Es un hecho que Dios nos creó con diferentes maneras de ser a cada uno y también nos llama a un diferente ministerio o servicio a Él y a nuestro prójimo. En este caso La Santísima Virgen María fue creada ex profeso (y sólo ella) para ser la progenitora del Hijo de Dios, con todas las consecuencias que esto traería.
Una de las maravillosas y principales consecuencias es la que veremos en este tema y te ayudará a dar razones de lo que creemos.
La Inmaculada Concepción De María
Cuando usamos este título lo que queremos decir es que la Virgen María fue concebida sin el pecado original. Los motivos por los que estamos seguros de esta gran verdad son los siguientes:
1.- Razón principal.
Jesucristo, el Salvador prometido (Gen 2,15; Is 11,2), por necesidad tendría que venir a nosotros mediante un acto purísimo, libre de todo defecto o pecado (Fil 2,6-7), para que esto fuera así tendría que nacer en una mujer totalmente pura desde el punto de vista sobrenatural y moral.
Digamos entonces que Dios, como muestra de su honor y poder nos trajo a la Virgen María engendrada y nacida totalmente libre de defecto, que significa libre del menor vestigio del pecado original, que es lo único que podría mancharla. Esto fue posible por los Méritos de Jesucristo.
Pongamos un ejemplo para explicarlo más sencillamente: Cuando a una persona la llevan a la cárcel, puede ir después el abogado y pagando una fianza o cantidad de dinero lográ sacarlo de allí. La persona estuvo dentro y tal vez hizo algo malo para merecer eso, sin embargo, gracias a la fianza logró salir.
Pero también puede darse el caso de que otra persona vaya a ser llevada a la cárcel y el abogado ponga antes "un amparo" y logre que esta persona NO entre y no pise nunca la cárcel.
Algo similar a este segundo caso pasó con la Santísima Virgen María que normalmente, igual que todos los seres humanos, merecería nacer con el pecado original, pero por los méritos de Jesucristo al ser ella escogida para ser su madre y haberlo aceptado, gracias a los méritos de Jesús-como el amparo- ella fue liberada por Dios para que el Hijo de Dios que es perfecto y santo naciera de una mujer que hubiera sido concebida sin la mancha del Pecado Original.
2.- Razón bíblica.
Lo anterior nos sirve para profundizar el texto bíblico de Lc.1,28. La palabra griega empleada por el códice es Kejaritomene = Agraciadísima. A su vez esta palabra viene de una palabra hebrea como "Kedesh"= piadoso, o "santo" en alguno de sus superlativos ó grado máximo y "Gratia plena" (del texto latino).
Llegó el Ángel hasta ella y le dijo:
"Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo. Lc 1,28
Traducido literalmente dice "Plenitud de gracia", o en el Ave María en español que dice:"Llena eres de gracia" (Perfección sobrenatural en grado tal que ningún ser humano puede tenerla excepto Jesucristo que es Hombre-Dios).
Lo que la Biblia y sus autores nos quisieron decir con esa palabra es algo tremendo. Ella es: "La Santísima Virgen María". Por lo tanto si ella era la "Santísima" tenía que haber nacido sin ninguna mancha de pecado.
Otro ejemplo está en Jueces 6,12 que dice: "Y el ángel de Yahvé se le apareció y le dijo: "Shalóm lac, gibor hehayil"
(Texto hebreo que significa: "Super-valientísimo". Y el personaje mencionado, llamándose Gedeón, el ángel (enviado por Dios [v.11] le llama "valiente en grado máximo".
Así, igual, en Lc,1,28 el ángel enviado por Dios le llamó a María así: "Poseedora de gracias en grado máximo", tanto en cantidad como en calidad; y una de ellas sería el nacer inmaculada.
Esto ilumina Gn 3,15 donde la enemistad entre la serpiente y la mujer significa una lucha, esto es: El Maligno que es "suma de maldad" luchando contra "suma de santidad" que es María, madre del Salvador.
Eso es lo que la Biblia nos quiso decir. Por eso María tendría que nacer sin la mancha del Pecado Original.
3.- Razón eclesial.
Nuestra fe no está basada solamente en lo que está escrito en la Biblia, sino también en la Iglesia que es el pilar y columna de la Verdad (1 Tim 3,15). Por eso Jesús no mandó escribir ni él escribió nada.
En el orden del tiempo la Iglesia es antes que la Biblia. Por este motivo veamos aquí la voz de la autoridad de la Iglesia Católica sobre este tema:
El 8 de Diciembre de 1854, el Papa Pío IX definió como dogma la " Inmaculada Concepción de María " en su Bula "Inefabilis Deus".
Agradezcamos a Dios el maravilloso regalo de enviarnos a su Hijo Jesucristo por medio de la Inmaculada concepción de María.

Oración a san José en Adviento.



San José, esposo fiel de la Virgen María,

tú preparaste con gran cariño todo lo necesario para el nacimiento de Jesús.
Ayúdanos a trabajar para que con nuestras buenas obras nos preparemos a recibir
a Jesús cuando nazca en esta Navidad.
Por Jesucristo, nuestro Señor. 

Amén.



sábado, 5 de diciembre de 2015

Dichoso quien...



Dichoso quien sabe mirar a los otros con los ojos de un amigo, y acoge a cada persona sin prejuicios de cultura, religión o raza.
Dichoso quien se empeñan en vivir en armonía con sus familiares, vecinos, compañeros, extranjeros, superando las inevitables dificultades propias de las relaciones humanas.
Dichoso quien no guarda rencor, no da importancia a palabras y gestos desagradables, y no obliga a otros a vivir según sus criterios.
Dichoso quien comunica con dulzura y escucha las razones de los demás, sobre todo las de los más débiles.
Dichoso quien es tolerante consigo mismo y convive serenamente con sus propias limitaciones y con las de los demás.
Dichoso quien estimula al bien, para construir un mundo en el que todos puedan sentirse a gusto.
Dichoso quien acoge el valor de las diferencias que caracterizan a cada hombre y cada mujer de nuestro planeta, porque esas diferencias muestran el "Nombre" con el que Dios llama a cada uno de nosotros.
Dichosos quienes cultivan en su corazón un sueño: que, dejando salir los colores de nuestra diversidad, veremos aparecer en el cielo un gran arcoíris, en señal de fraternidad y de paz, que vestirá de luz y de fiesta al mundo.


Carta de Dios al hombre en Adviento.



Querido hombre y mujer: 
He escuchado tu grito de Adviento. 
Está delante de mí. 
Tu grito, golpea continuamente a mi puerta. 
Hoy quisiera hablar contigo para que repienses tu llamada. 
Hoy te quiero decir: ¿Por qué Dios preguntas? ¿A qué Dios esperas? ¿Qué has salido a buscar y a ver en el desierto? 
Escucha a tu Dios, mujer y hombre de Adviento: "No llames a la puerta de un dios que no existe, de un dios que tú te imaginas... 
Si esperas... ábrete a la sorpresa del Dios que viene y no del dios que tú te haces... 
Tú, hombre y mujer, todos, tenéis siempre la misma tentación: hacer un dios a vuestra imagen. 
Yo os digo, yo Dios de vivos, soy un Dios más allá de vuestras invenciones. 
Vosotros salís a ver donde está Dios... 
Os dicen: "aquí está” pero no lo veis, y os sentís desanimados porque Dios no está donde os han dicho... 
Y Dios está vivo. Pero vosotros no tenéis mentalidad de Reino: no descubrís a Dios en lo sencillo. 
Os parece que lo sencillo es demasiado poco para que allí esté Dios. 
Sabedlo: Yo, el Señor Dios, estoy en lo sencillo y pequeño... 
Hombre y mujer de hoy y de siempre: deja espacio a tu Dios dentro de tu corazón. 
Sólo puedo nacer y crecer donde mi palabra es acogida. 
Qué tranquilo te quedas, haciendo -lo que hay que hacer- porque haciendo las cosas de siempre- evitas la novedad del Evangelio. 
Pero yo te digo que tu corazón queda cerrado, y tus ojos incapaces de ver el camino por donde yo llego. No te defiendas como haces siempre. No te escondas bajo ritos vacíos. 
Hombre y mujer, si me esperas, deja de hacerme tú el camino y ponte en el camino que yo te señalo por boca de los profetas. 
Abre el corazón a mi Palabra. 
Yo, tu Dios, te hablo.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Señora del Adviento.



Señora del Adviento,
señora de los brazos vacíos, 
señora de la preñez evidente y extenuante. 
Cuánto deseamos que camines con nosotros. 
Cuánto necesitamos de ti, mujer del pueblo, 
que viajas presurosa y alegre a servir a Isabel, 
a pesar de tu vientre pesado y fatigoso. 
Entre las dos tejerán esperanzas y sueños.

Señora del Adviento, 
señora de los brazos vacíos, 
también nosotros estamos preñados 
de esperanzas y sueños. 
Soñamos con que el canto de las aves 
no vuelva a ser turbado por el ruido de las balas. 
Soñamos con nuestros niños sin temores, 
cantando al fruto de tu vientre ya cercano. 
Soñamos con los niños del mundo 
durmiendo tranquilos al arrullo de un villancico. 
Soñamos que nuestros viejos mueren tranquilos y en paz 
murmurando una oración. 
Soñamos con que algún día 
podremos volver a tener sueños y utopías y esperanzas.

Señora del Adviento, 
la de los brazos vacíos, 
visítanos como a tu prima. 
Monta tu burrito y ven presurosa. 
Nuestros corazones son pesebres huecos y fríos 
donde hace falta que nazca tu hijo. 
Ven, señora, con tus gritos de parto 
a calentar nuestros corazones, 
a seguir tejiendo esperanzas con nosotros, 
como lo hiciste con Isabel. 
Solo así, en medio de la noche 
iluminada por tus brazos ahora llenos 
y por tus pechos que amamantan, 
podremos volver a soñar...
podremos gritar ¡es navidad!.


jueves, 3 de diciembre de 2015

Oración de Adviento.



Este tiempo de Adviento
recordamos a María y a José,
dando gracias por su fidelidad,

valentía y obediencia,
dando un paso hacia lo desconocido
en la fuerza de su Espíritu,
jugando su parte
en el cumplimiento de su plan
para traer a su gente pródigos
de nuevo en casa.

Oramos para que su ejemplo
pueda ser el patrón de nuestras vidas,
que cuando su suave susurro
rompa a través del clamor de este mundo
y en nuestro pequeño rincón,
podamos estar listos para escuchar,
y después de haber escuchado, de actuar.

Amén.

María espera con gozo.




María, la Madre que supo esperar con verdadera esperanza y gran amor, es el gran personaje del Adviento que nos enseña a vivir este tiempo como camino hacia el portal de Belén, lugar de encuentro y adoración del Dios-niño.

Tres actitudes muy hermosas de María que nos pueden ayudar a vivir este adviento son: la espera, la preparación del corazón y la acogida sincera.

1. María espera con gozo, con profunda esperanza, la llegada de Jesús a su vida.

2. María prepara su corazón con vivos sentimientos de ternura para con el Niño Jesús que viene y de gratitud profunda para con Dios que cumple sus promesas.

3. María cultiva en su corazón una acogida generosa, abriéndolo de par en par para que realmente entre Jesús a su vida. Ella lo esperaba sinceramente, no lo acoge sólo de palabra, sino que le ofrece su corazón.

Que María nos enseñe a vivir este adviento en una espera gozosa; a aprovechar este tiempo para preparar nuestro corazón para que Jesús realmente encuentre en él un lugar donde quedarse y desde el cual podamos descubrirlo como verdadero Salvador: como el Dios que viene a iluminar lo que en nuestra vida está oscuro; a sanar lo que en nuestra vida está enfermo; y a liberarnos de todo lo que nos impide vivir en el gozo de su Amor...



miércoles, 2 de diciembre de 2015

Cuando los niños aprenden.



Cuando los niños aprenden que la felicidad no se encuentra en lo que una persona tiene, sino en lo que esa persona es.
Cuando aprenden que dar y perdonar es más gratificante que quitar y vengarse.
Cuando aprenden que el sufrimiento no se mitiga con auto-compasión, sino que se supera con determinación interior y fuerza espiritual.
Cuando aprenden que no pueden controlar al mundo a su alrededor, pero que son los maestros de sus propias almas.
Cuando aprenden que las relaciones mejoran si valoran más la amistad que el ego, el compromiso que el orgullo, escuchar que aconsejar.
Cuando aprenden a no odiar a una persona cuya diferencia temen, sino a temer ese tipo de odio.
Cuando aprenden que hay placer en la fuerza de motivar a otros, no en la falsa fuerza de humillar.
Cuando aprenden que el elogio de otros es halagador pero sin sentido si no se conjuga con el respeto a si mismo.
Cuando aprenden que el valor de una vida se mide mejor no por los años dedicados a acumular posesiones sino por los momentos dedicados a dar de sí mismo, compartiendo sabiduría, inspirando esperanza, secando lágrimas y conmoviendo corazones.
Cuando aprenden que la belleza de una persona no se ve con los ojos sino con el corazón; y que aunque el tiempo y las penurias pueden destruir nuestra coraza exterior, nos pueden mejorar el carácter y la perspectiva.
Cuando aprenden a abstenerse de juzgar, sabiendo que todas las personas están dotadas de cualidades y defectos, y que la aparición de unas u otros depende de la ayuda ofrecida o el daño infligido por otros.
Cuando aprenden que a todas las personas se les ha dado el don de tener un yo único, y que el propósito de la vida es compartir lo mejor de ese don con el mundo.
Cuando los niños aprenden estos ideales y cómo practicarlos en el arte del buen vivir, ya no son niños ... son una bendición para quienes los conozcan, y valiosos modelos para todo el mundo.

jueves, 5 de noviembre de 2015

San Zacarías e Isabel padres de San Juan Bautista.



Hoy, 5 de noviembre, celebramos a los Padres de San Juan Bautista, Zacarías e Isabel. Además de ser los padres de Juan Bautista, Zacarías era sacerdote de la Antigua Ley.
De estos dos esposos hace el evangelio un elogio formidable. Dice así: "Los dos llevaban una vida santa, eran justos ante Dios, y observaban con exactitud todos los mandamientos y preceptos del Señor". Ojalá de cada uno de nuestros hogares se pudiera decir algo semejante. Sería maravilloso.
Dice San Lucas: "Zacarías e Isabel no tenían hijos, porque ella era estéril. Además ya los dos eran de avanzada edad".
Y un día, cuando a Zacarías le correspondió el turno de subir al altar (detrás del velo) a ofrecer incienso, toda la multitud estaba afuera rezando.
Y se le apareció el Ángel del Señor, y Zacarías al verlo se llenó de temor y un gran terror se apoderó de él. El ángel le dijo: "No tema Zacarías, porque su petición ha sido escuchada. Isabel su mujer, dará a luz un hijo, a quien pondrán por nombre Juan. Él será para ustedes gozo y alegría, y muchos se alegrarán por su nacimiento, porque será grande ante el Señor; no beberá licores; estará lleno del Espíritu Santo, y convertirá a muchos hacia Dios, y tendrá el espíritu del profeta Elías, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto".
Zacarías le dijo al ángel: "¿Cómo puedo saber que esto que me dice sí es cierto? Porque yo soy muy viejo e Isabel mi esposa es estéril". El ángel le dijo: "Yo soy Gabriel, uno de los que están en la presencia del Dios, y he sido enviado para comunicarle esta buena noticia. Pero por no haber creído a las palabras que le he dicho, se quedará mudo y no podrá hablar hasta el día en que sucedan estas cosas, que se cumplirán todas a su tiempo".
El pueblo estaba esperando a que saliera Zacarías y se extrañaban de que demorara tanto en aparecer. Cuando apareció no podía hablarles, y se dieron cuenta de que había tenido alguna visión. Él les hablaba por señas y estaba mudo.
"Después Isabel concibió un hijo y estuvo oculta durante cinco meses (sin contar a los vecinos que iba a tener un niño)". Y decía: "Dios ha querido quitarme mi humillación y se ha acordado de mí".
El ángel Gabriel contó a María Santísima en el día de la anunciación, que Isabel iba a tener un hijo. Ella se fue corriendo a casa de Isabel y allí estuvo tres meses acompañándola y ayudándole en todo, hasta que nació el niño Juan, cuyo nacimiento fue un verdadero acontecimiento.
ORACIÓN
Que Dios conceda a los padres de familia el imitar a Zacarías e Isabel, llevando como ellos una vida santa; siendo justos ante el Señor, y observando con exactitud todos los mandamientos y preceptos de Dios.

martes, 3 de noviembre de 2015

Hoy es fiesta de San Martín de Porres, el santo de la escoba.



Por Abel Camasca

REDACCIÓN CENTRAL, 03 Nov. 15 / 12:02 am (ACI).- “Yo te curo y Dios te sana”, solía decir San Martín de Porres, el santo de la escoba y patrono de los barberos, a los grandes señores y hombres sencillos que acudían en busca de su ayuda. Su fiesta se celebra cada 3 de noviembre. San Martín nació en Lima en 1579. Desde niño sintió predilección por los enfermos y los pobres. Aprendió el oficio de barbero y algo de medicina. A los quince años pidió ser admitido como “donado”, es decir, como terciario, en el convento de los Dominicos. En su servicio de enfermero no hacía diferencia entre pobres y los que más tenían, aunque tuvo que pasar por experiencias de incomprensión y envidia. En 1603 hizo su profesión religiosa. Con ayuda de Dios, realizaba algunos milagros de curaciones instantáneas o en ocasiones bastaba su presencia para que el enfermo desahuciado empezara a recuperarse. Hay quienes lo vieron entrar y salir de recintos con las puertas cerradas, mientras que otros aseguraron haberlo visto en dos lugares distintos a la misma vez. Era tanto el cariño y admiración que le tenían al humilde Fray Martín que hasta el Virrey de aquel entonces fue a visitarlo en su lecho de muerte para besar su mano. Partió a la Casa del Padre un 3 de noviembre de 1639, besando el crucifijo con gran alegría. San Martín es recordado con la escoba, que es símbolo de su humilde servicio. Por ello, San Juan XXIII al canonizarlo en 1962 dijo: “¡Ojalá que el ejemplo de Martín enseñe a muchos lo feliz y maravilloso que es seguir los pasos y obedecer los mandatos divinos de Cristo!”.

sábado, 31 de octubre de 2015

Ocho cosas que todo cristiano debe saber sobre Halloween.



1- Halloween proviene del inglés antiguo "Al hallows eve" que significa Víspera de Todos los Santos.
2- Los celtas celebraban cada 31 de octubre, la noche en que el "dios de la muerte" permitía a los difuntos retornar a la tierra.
3- Los irlandeses llevaron la fiesta pagana a Estados Unidos donde se hizo parte de su folklore.
4- Halloween es la fiesta más importante para los cultos demoníacos porque inicia el nuevo año satánico.
5- La costumbre del "Truco o Dulce" recuerda la persecución contra los católicos en Inglaterra, donde sus casas eran vandalizadas.
6- Las calabazas se inspiran en la antigua leyenda irlandesa de Jack y la calabaza. Jack no podía entrar al infierno por todos los trucos que le jugó al demonio y fue condenado a vagar por la eternidad como calabaza.
7- Halloween genera venta por 10 millones de dólares entre dulces, películas de terror, disfraces y maquillajes en EEUU.
8- Cada vez más católicos dejan de festejar Halloween y festejan el 31 Holywins en recuerdo de todos los santos.