Seguidores

jueves, 31 de julio de 2014

Cuando estemos viejos.



Cuando estemos viejos
y se nos achique
el paisaje en los ojos.
Y el sol del invierno
se nos ponga flojo,
y nos cachetee
la cara el espejo.

Cuando estemos viejos
y tiemblen mis manos
al tomar las tuyas.
Y nos falte el llanto,
la risa y la bulla,
de estos tres diablillos
que ya estarán lejos.

Cuando estemos viejos...
cuando estemos solos...
cuando no haya nada
y nos duela todo.
Cuando sólo exista
la casa vacía
y anden en silencio
tu sombra y la mía.

Nos querremos tanto
que nuestro cariño
llenará la ausencia
de estos tres diablillos.

Cuando estemos viejos
yo te lo prometo
compañera mía,
serán nuestros años
plenos de dulzura,
serán nuestras horas
llenas de alegria.

Andaremos juntos,
viejitos inquietos,
las cuatro estaciones
de un mundo de nietos
Y verás, mi vida,
que miente el espejo
pues seremos novios
cuando estemos viejos...
y seremos novios...
cuando estemos viejos.


Jorge Falcon


El paquete de galletas.



Había una vez una señora que debía viajar en tren.
Cuando la señora llegó a la estación, le informaron de que su tren se retrasaría aproximadamente una hora. Un poco fastidiada, se compró una revista, un paquete de galletas y una botella de agua. Buscó un banco en el andén central y se sentó, preparada para la espera.

Mientras ojeaba la revista, un joven se sentó a su lado y comenzó a leer un diario. De pronto, sin decir una sola palabra, estiró la mano, tomó el paquete de galletas, lo abrió y comenzó a comer. La señora se molestó un poco; no quería ser grosera pero tampoco hacer de cuenta que nada había pasado. Así que, con un gesto exagerado, tomó el paquete, sacó una galleta y se la comió mirando fijamente al joven.
Como respuesta, el joven tomó otra galleta y, mirando a la señora a los ojos y sonriendo, se la llevó a la boca. Ya enojada, ella cogió otra galleta y, con ostensibles señales de fastidio, se la comió mirándolo fijamente.
El diálogo de miradas y sonrisas continuó entre galleta y galleta. La señora estaba cada vez más irritada, y el muchacho cada vez más sonriente. Finalmente, ella se dio cuenta de que sólo quedaba una galleta, y pensó: "No podrá ser tan caradura" mientras miraba alternativamente al joven y al paquete. Con mucha calma el joven alargó la mano, tomó la galleta y la partió en dos. Con un gesto amable, le ofreció la mitad a su compañera de banco.
-¡Gracias! -dijo ella tomando con rudeza el trozo de galleta.
-De nada -contestó el joven sonriendo, mientras comía su mitad.
Entonces el tren anunció su partida. La señora se levantó furiosa del banco y subió a su vagón. Desde la ventanilla, vio al muchacho todavía sentado en el andén y pensó: "¡Qué insolente y mal educado! ¡Qué será de nuestro mundo!" De pronto sintió la boca reseca por el disgusto. Abrió su bolso para sacar la botella de agua y se quedó estupefacta cuando encontró allí su paquete de galletas intacto.

Reflexión:
Cuántas veces nuestros prejuicios y decisiones apresuradas nos hacen valorar erróneamente a los demás y cometer graves equivocaciones. Cuántas veces la desconfianza, ya instalada en nosotros, hace que juzguemos arbitrariamente a las personas y las situaciones, encasillándolas en ideas preconcebidas alejadas de la realidad.
Por lo general nos inquietamos por eventos que no son reales y nos atormentamos con problemas que tal vez nunca van a ocurrir.
Dice un viejo proverbio: "Peleando, juzgando antes de tiempo y alterándose no se consigue jamás lo suficiente; pero siendo justo, cediendo y observando a los demás con una simple cuota de serenidad, se consigue más de lo que se espera".


miércoles, 30 de julio de 2014

No te rindas...



Cuando las cosas vayan mal, como a veces pasa,

Cuando el camino se ponga cuesta arriba,
Cuando tus recursos mengüen y las deudas suban,
Cuando al querer sonreír, debas ahogar las lágrimas,
Cuando tus preocupaciones te tengan ahogado, descansa,
Si te urge, pero NO TE RINDAS.

La vida es rara con sus idas y venidas,
Donde las contradicciones son el pan de cada día, 
Y si el fracaso, entonces, llama a tu puerta y te invita a mirar hacia atrás,
No le des entrada, lucha... mira hacia adelante... NO TE RINDAS.

El triunfo puede estar a la vuelta de la esquina.
Es triunfo es el fracaso al revés;
Es el matiz plateado de esa nube incierta, que no te deja ver su cercanía...
Aunque lo tengas ya al alcance de la mano,
Por eso, decídete a luchar sin tregua, porque en verdad, cuando todo empeora,
El que es valiente, no se rinde... LUCHA.


El tren de la vida.



La vida se asemeja a un viaje en tren. Con sus estaciones y cambios de vía, algunos accidentes, sorpresas agradables en algunos casos, y profundas tristezas en otros…

Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con nuestros padres, creemos que siempre viajarán a nuestro lado…  Pero en alguna estación ellos se bajarán dejándonos seguir el viaje, de pronto nos encontraremos sin su compañía y su amor irreemplazable...

No obstante, muchas otras personas que nos serán muy especiales y significativas, se irán subiendo al tren de nuestra vida...  Nuestros hermanos, amigos y en algún momento, el amor de nuestra vida...

Algunos tomarán el tren, para realizar un simple paseo… Otros durante su viaje pasarán por momentos de oscuridad y tristeza… Y siempre encontraremos quienes estén dispuestos ayudar a los más necesitados…

Muchos al bajar, dejan un vacío permanente… otros pasan tan desapercibidos que ni siquiera nos damos cuenta que desocuparon sus asientos...

Es curioso ver como algunos pasajeros, aún los seres queridos, se acomodan en coches distintos al nuestro… Durante todo el trayecto están separados, sin que exista ninguna comunicación…

Pero en realidad, nada nos impide que nos acerquemos a ellos si existe buena voluntad de nuestra parte…  De lo contrario, puede ser tarde y encontraremos a otra persona en su lugar…

El viaje continúa, lleno de desafíos, sueños, fantasías, alegrías, tristezas, esperas y despedidas... 

Tratemos de tener una buena relación con todos los pasajeros, buscando en cada uno, lo mejor que tengan para ofrecer. En algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y probablemente precisaremos entenderlos… pero recordemos que nosotros también, muchas veces, titubeamos y necesitamos a alguien que nos comprenda.
El gran misterio para todos, es que no sabremos jamás en qué estación nos toca bajar. Como tampoco dónde bajarán nuestros compañeros de viaje, ni siquiera el que está sentado a nuestro lado.

A veces pienso en el momento en el que me toque bajar del tren. ¿Sentiré nostalgia, temor, alegría, angustia...?  Separarme de los amigos que hice en el viaje, será doloroso y dejar que mis hijos sigan solos, será muy triste. Pero me aferro a la esperanza de que en algún momento, tendré la gran emoción de verlos llegar a la estación principal con un equipaje que no tenían cuando iniciaron su viaje.

Lo que me hará feliz, será pensar que colaboré para que ellos crecieran y permanecieran en este tren hasta la estación final.

Amigos…hagamos que nuestro viaje en este tren tenga significado, que haya valido la pena.

“Vivamos de manera que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío, deje lindos recuerdos a los que continúan viajando en el Tren de la Vida”

                                                     FELIZ VIAJE!!!

martes, 29 de julio de 2014

Santa Marta de Betania.



Hermana de Lázaro y María

Martirologio Romano: Memoria de santa Marta, que recibió en su casa de Betania, cerca de Jerusalén, a Jesús, el Señor, y muerto su hermano Lázaro, proclamó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo, que has venido al mundo». 

Etimoligía: Marta = ama de casa, señorial, atractiva. Viene de la lengua hebrea. 

Marta es hermana de María y de Lázaro y vivía en Betania, pequeña población distante unos cuatro kilómetros de Jerusalén, en las cercanías del Monte de los Olivos. 

Jesús Nuestro Señor vivía en Galilea pero cuando visitaba Jerusalén acostumbraba hospedarse en la casa de estos tres discípulos en Betania, que, tal vez, habían cambiado también su morada de Galilea por la de Judea. Marta se esforzó en servirle lo mejor que pudo y, más tarde, con sus oraciones impetró la resurrección de su hermano. 



domingo, 27 de julio de 2014

Día de los abuelos.




En Argentina el "Día de los abuelos" se celebra el 26 

de julio, porque el calendario litúrgico señala que el 

26 de julio se celebra a los santos: San Joaquín y a 

Santa Ana, padres de la Virgen María y, por tanto, 

abuelos de Jesús.


Oración por los abuelos.



Señor Jesús, tu naciste de la Virgen María,
hija de San Joaquín y Santa Ana.
Mira con amor a los abuelos de todo el mundo.
¡Protégelos! son una fuente de enriquecimiento
para las familias, para la Iglesia
y para toda la sociedad.

¡Sostenlos! Que cuando evejezcan
sigan siendo para sus familias
pilares fuertes de la fe evangélica,
custodios de los nobles ideales, hogareños,
tesoros vivos de sólidas tradiciones religiosas
haz que sean maestros de sabiduría y valentía
que transmitan a generaciones futuras los frutos
de su madura experiencia humana y espiritual.
Señor Jesús, ayuda a las familias y a la sociedad
a valorar la presencia y el papel de los abuelos.
Que jamás sean ignorados o excluidos,
sino que encuentren respeto y amor.
Ayúdales a vivir serenamente
y a sentirse acogidos durante todos los años
de vida que les concedas.
María, Madre de todos los vivientes,
cuida constantemente a todos los abuelos,
acompáñalos durante su peregrinación terrena
y con tus oraciones obten que todas las familias
se reúnan un día en nuestra patria celestial,
dónde esperas a toda la humanidad
para el gran abrazo de la vida sin fin.
Amén

viernes, 25 de julio de 2014

Bendice mis manos.



                                                                                                          Autor: Sabine Naegeli
Señor, bendice mis manos
para que sean delicadas y sepan tomar
sin jamás aprisionar,
que sepan dar sin calcular
y tengan la fuerza de bendecir y consolar.
Señor, bendice mis ojos
para que sepan ver la necesidad
y no olviden nunca lo que a nadie deslumbra;
que vean detrás de la superficie
para que los demás se sientan felices
por mi modo de mirarles.
Señor, bendice mis oídos
para que sepan oír tu voz
y perciban muy claramente
el grito de los afligidos;
que sepan quedarse sordos
al ruido inútil y la palabrería,
pero no a las voces que llaman
y piden que las oigan y comprendan
aunque turben mi comodidad.
Señor, bendice mi boca
para que dé testimonio de Ti
y no diga nada que hiera o destruya;
que sólo pronuncie palabras que alivian,
que nunca traicione confidencias y secretos,
que consiga despertar sonrisas.
Señor, bendice mi corazón
para que sea templo vivo de tu Espíritu
y sepa dar calor y refugio;
que sea generoso en perdonar y comprender
y aprenda a compartir dolor y alegría
con un gran amor.
Dios mío, que puedas disponer de mí
con todo lo que soy, con todo lo que tengo.

martes, 22 de julio de 2014

Bendito seas mi Dios.



Bendito seas, mi Dios, mi aire, que estás ahí, tan cierto como el aire que respiro.
Bendito seas, mi Dios, mi viento, que me animas, me empujas, me diriges.

Bendito seas, mi Dios, mi agua, esencia de mi cuerpo y de mi espíritu, que haces mi vida más limpia, más fresca, más fecunda.
Bendito seas, mi Dios, mi médico, siempre cerca de mí, más cerca cuanto me siento más enfermo.
Bendito seas, mi Dios, mi pastor, que me buscas buenos y frescos pastos, que me guías por las cañadas oscuras, que vienes a mí cuando estoy perdido en la oscuridad.
Bendito seas, mi Dios, mi madre, que me quieres como soy, que por mí eres capaz de dar la vida, mi refugio, mi seguridad, mi confianza.
Bendito seas, Dios, bendito seas.


sábado, 19 de julio de 2014

Lo mejor que te puede suceder en la vida...




Es contar con una mano tendida cuando sientes

 que has perdido el camino; es saber que estés

 donde estés alguien te recuerda siempre.

Lo mejor que te puede suceder en la vida, es 

encontrar con quien reír, con quien llorar,

 con quien hablar; saber que alguien se 

preocupa por tu felicidad.


Lo mejor que te puede ocurrir en la vida... ES


 ENCONTRAR UNA VERDADERA AMISTAD!!!


Una tienda que tiene de todo.



Un joven soñó que entraba en un supermercado recién inaugurado y, para su sorpresa, descubrió que Jesucristo se encontraba atrás del mostrador.

- ¿Qué vendes aquí? - le preguntó.
- Todo lo que tu corazón desee - respondió Jesucristo.

Sin atreverse a creer lo que estaba oyendo, el joven emocionado se decidió a pedir lo mejor que un ser humano podría desear:

- Quiero tener amor, felicidad, sabiduría, paz de espíritu y ausencia de
todo temor - dijo el joven-. Deseo que en el mundo se acaben las guerras, el terrorismo, el narcotráfico, las injusticias sociales, la corrupción y las violaciones a los derechos humanos.

Cuando el joven terminó de hablar, Jesucristo le dice:
- Amigo, creo que no me has entendido. Aquí no vendemos frutos; solamente vendemos semillas.

"Convierte en frutos las semillas que hay en tí".



viernes, 18 de julio de 2014

Poema a los Amigos.



No puedo darte soluciones para todos
los problemas de la vida, ni tengo respuestas
para tus dudas o temores,pero puedo
escucharte y compartirlo contigo.

No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
Pero cuando me necesites estaré junto a ti.

No puedo evitar que tropieces.
Solamente puedo ofrecerte mi mano
para que te sujetes y no caigas.

Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos.
Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.

No juzgo las decisiones que tomas en la vida.
Me limito a apoyarte, a estimularte
y a ayudarte si me lo pides.

No puedo trazarte limites dentro de
los cuales debes actuar, pero si
te ofrezco el espacio necesario para crecer.

No puedo evitar tus sufrimientos
cuando alguna pena te parta el corazón,
pero puedo llorar contigo y recoger
los pedazos para armarlo de nuevo.

No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser.
Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.

En estos días pensé en mis amigos y amigas,
entre ellos, apareciste tu.
No estabas arriba, ni abajo ni en medio.
No encabezabas ni concluías la lista.
No eras el numero uno ni el numero final.
Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero,
el segundo o el tercero de tu lista.
Basta que me quieras como amigo.

Jorge Luis Borges


miércoles, 16 de julio de 2014

Oración a la Virgen del Carmen.



"Tengo mil dificultades:

ayúdame.
De los enemigos del alma:
sálvame.
En mis desaciertos:
ilumíname.
En mis dudas y penas:
confórtame.
En mis enfermedades:
fortaléceme.
Cuando me desprecien:
anímame.
En las tentaciones:
defiéndeme.
En horas difíciles:
consuélame.
Con tu corazón maternal:
ámame.
Con tu inmenso poder:
protégeme.
Y en tus brazos al expirar:
recíbeme.
Virgen del Carmen, ruega por nosotros.
Amén."


16 de julio “Día de la Virgen del Carmen”


El 16 de julio, la comunidad católica entera celebra a la Virgen del Carmen, Patrona de los marineros.
De acuerdo a la Iglesia Católica, mientras el profeta Elías rezaba en el Monte Carmelo, en Israel, vio que una pequeña nube en la cima iba creciendo. Luego de 36 meses de sequía, llovió sobre la Tierra Santa.
La nube que apareció en el Monte Carmelo era el anuncio de María, madre de Jesús, que “traería la más grande lluvia de gracia a los pecadores”.

A partir de entonces, muchos monjes se reunían en el Monte Carmelo a rezar. La gente los llamaba carmelitas porque tenía una gran devoción por la Virgen del Carmen. Ellos le erigieron un templo en ese lugar.
Siguiendo esta tradición, muchos países del mundo celebran el Día de la Virgen del Carmen el 16 de julio de cada año. La Iglesia Católica celebra a la Patrona de los marineros con misas, procesiones y celebraciones.



viernes, 11 de julio de 2014

San Benito.



Hoy recordamos a SAN BENITO ABAD, patrono de Europa.
Nació en Nursia, región de Umbría, hacia el año 480. Después de haber recibido en Roma una adecuada formación, comenzó a practicar la vida eremítica en Subiaco, donde reunió a algunos discípulos; más tarde se trasladó a Casino. Allí fundó el célebre monasterio de Montecasino y escribió la Regla, cuya difusión le valió el título de patriarca del monaquismo occidental. Murió el 21 de marzo del año 547, pero ya desde finales del siglo VIII en muchos lugares comenzó a celebrarse su memoria el día de hoy.
Dios nuestro, que constituiste al abad san Benito como un insigne maestro para los que quieren entregarse a tu servicio, concédenos que, anteponiendo tu amor a todas las cosas, corramos con un amor generoso por el camino de tus mandamientos. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.


Cómo se mide la Vida.




No se mide según con quién sales, ni por el número de personas con quienes has salido.

No se mide por la fama de tu familia, por el dinero que tienes, por la marca de coche que manejas, ni por el lugar donde estudias o trabajas.

No se mide ni por lo guapo ni por lo feo que eres, por la marca de ropa que llevas, ni por los zapatos, ni por el tipo de música que te gusta.

Tampoco se mide por el número de personas que te siguen en las redes sociales o por las veces que apareces en las páginas de sociales o por la cantidad de eventos, de la crema y nata de la sociedad, en los que participas.

La vida, simplemente, es… Otra cosa

La vida:

Se mide según a quién amas y según a quién dañas.

Se mide según la felicidad o la tristeza que proporcionas a otros.

Se mide por los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.

Se mide por el sabor de boca que dejas a los demás con tu presencia y con tus comentarios.

Se trata de lo que se dice y lo que se hace y lo que se quiere decir o hacer, sea dañino o benéfico.

Se trata de los juicios que formulas, y a quién o contra quién los comentas.

Se trata de a quién no le haces caso o ignoras intencionalmente.

Se trata de los celos, del miedo, de la ignorancia y de la venganza.

Se trata del amor, el respeto o el odio que llevas dentro de ti, de cómo lo cultivas y de cómo lo riegas.

Pero por la mayor parte, se trata de sí usas la vida para alimentar el corazón de otros.


Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar a otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida…

La vida será contigo tan justa como lo eres con los demás.

Hacer un amigo es Fácil.

Pero la vida habla de ti, por aquellos amigos que fielmente supiste conservar.

Por aquellos a los que te supiste entregar sin exigencias.

Aquellos que cuando no estás…lloran tu ausencia.

La vida se mide por el respeto que das a los demás, a su dignidad, a su auto estima… se mide por la capacidad que tienes de reconocer y resaltar las virtudes de los demás y hacer poco caso a sus defectos, debilidades y errores.

Se mide por el respeto y reconocimiento que das a la obra, al desempeño a la creatividad de los demás… Al apoyo que les das, al trabajo de equipo que eres capaz de realizar con tus semejantes.

Se mide de acuerdo a tu sensibilidad a los problemas ajenos, a tu disposición para ayudarles, al tiempo que dedicas al trabajo comunitario, a las obras sociales que realizas y…

A la misericordia, compasión y amor que demuestras día con día a los demás, sin importar su apariencia, origen, tendencia política, credo o preferencia sexual.

Entonces, si la vida se mide de acuerdo a esto…
¿Tú en qué nivel estás?


jueves, 10 de julio de 2014

Lecturas y Evangelio domingo 13 de julio de 2014


  • Primera Lectura: Isaías 55,10-11
    "La lluvia hace germinar la tierra"
Así dice el Señor: "Como bajan la lluvia y la nieve del cielo, y no vuelven allá sino después de empapar la tierra, de fecundarla y hacerla germinar, para que dé semilla al sembrador y pan al que come, así será mi palabra, que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará mi voluntad y cumplirá mi encargo."
  • Salmo Responsorial: 64
    "La semilla cayó en tierra buena y dio fruto."
Tú cuidas de la tierra, la riegas / y la enriqueces sin medida; / la acequia de Dios va llena de agua, / preparas los trigales. R. 
Riegas los surcos, igualas los terrones, / tu llovizna los deja mullidos, / bendices sus brotes. R. 
Coronas el año con tus bienes, / tus carriles rezuman abundancia; / rezuman los pastos del páramo, / y las colinas se orlan de alegría. R. 
Las praderas se cubren de rebaños, / y los valles se visten de mieses, / que aclaman y cantan. R.
  • Segunda Lectura: Romanos 8,18-23
    "La creación, expectante, está aguardando la plena manifestación de los hijos de Dios"
Hermanos: Sostengo que los sufrimientos de ahora no pesan lo que la gloria que un día se nos descubrirá. Porque la creación, expectante, está aguardando la plena manifestación de los hijos de Dios; ella fue sometida a la frustración, no por su voluntad, sino por uno que la sometió; pero fue con la esperanza de que la creación misma se vería liberada de la esclavitud de la corrupción, para entrar en la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que hasta hoy la creación entera está gimiendo toda ella con dolores de parto. Y no sólo eso; también nosotros, que poseemos las primicias del Espíritu, gemimos en nuestro interior, aguardando la hora de ser hijos de Dios, la redención de nuestro cuerpo.
  • Evangelio: Mateo 13,1-23
    "Salió el sembrador a sembrar"
Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y la gente se quedó de pie en la orilla. Les habló mucho rato en parábolas: "Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra, y, como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y por falta de raíz se secó. Otro poco cayó entre zarzas, que crecieron y lo ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano: unos, ciento; otros, sesenta; otros, treinta. El que tenga oídos que oiga." [Se le acercaron los discípulos y le preguntaron: "¿Por qué les hablas en parábolas?" Él les contestó: "A vosotros se os ha concedido conocer los secretos del reino de los cielos y a ellos no. Porque al que tiene se le dará y tendrá de sobra, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Por eso les hablo en parábolas, porque miran sin ver y escuchan sin oír ni entender. Así se cumplirá en ellos la profecía de Isaías: "Oiréis con los oídos sin entender; miraréis con los ojos sin ver; porque está embotado el corazón de este pueblo, son duros de oído, han cerrado los ojos; para no ver con los ojos, ni oír con los oídos, ni entender con el corazón, ni convertirse para que yo los cure." ¡Dichosos vuestros ojos, porque ven, y vuestros oídos, porque oyen! Os aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis vosotros y no lo vieron, y oír lo que oís y no lo oyeron. Vosotros oíd lo que significa la parábola del sembrador: Si uno escucha la palabra del reino sin entenderla, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón. Esto significa lo sembrado al borde del camino. Lo sembrado en terreno pedregoso significa el que la escucha y la acepta en seguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y, en cuanto viene una dificultad o persecución por la palabra, sucumbe. Lo sembrado entre zarzas significa el que escucha la palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas la ahogan y se queda estéril. Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende; ése dará fruto y producirá ciento o sesenta o treinta por uno."]

Padre, me tomas de tu mano cada noche.




Vengo postrado ante ti Señor solo para darte las gracias.
Por ser mi luz, sendero y destino.

Por tu cuidado particular y tú sombra que siempre me cobija.

Tengo infinidad de cosas que agradecerte: la salud, vida, familia, amigos y las cosas que me enseñas día a día, entre tanto que mencionar. 

Gracias por tu toque divino que se refleja en muchas de las cosas que observo y por tú amor que me arropa y me duerme cada noche. 

Por tú mano que me sostiene y nunca me suelta. Me agarras tan fuerte que evitas mil caídas al precipicio.

Soy tan afortunado de tenerte y poder contar contigo.

Pues aún cuando parece que estoy más sola, es cuando más cerca estás de mí. Soy prisionero de tu cariño, creyente de tus palabras. 

No existe nada en el mundo para mí que sea más importante que Tú. 

Mi universo gira en torno a Ti, mi alma anhela y espera tu llegada. 

Para así poderte abrazar, arrodillarme y besar tus pies. Para observarte cara a cara y mirar el brillo de tu mirada. 

Con mis manos poder palpar tu sonrisa y contemplar tu majestuosidad y gloria. 

Sé que no me alcanzarán las palabras para expresarte con gratitud todo lo bueno que has hecho por mí. 

Por eso mi corazón se goza en tu presencia, nadie mejor que Tú para interpretar todo lo que hay y siento en mi interior.

Nunca alcanzaran mis palabras a describir lo apasionado que estoy por Ti y lo mucho que significas para mí. 

Por eso solo digo gracias y trato de vivir de la mejor forma en que te puedas sentir orgullosa de mí. 

Y aún con todos mis defectos yo sé que me comprendes y te enorgulleces, porque eres un Padre tierno y amante que observas la sinceridad de tus hijos. 

¡Gracias mi Dios, simplemente gracias por ser mi luz y mi todo.!!
Amén.



Es bueno...




♥ Es bueno hacer promesas, pero es mejor cumplirlas.


♥ Es bueno tener dignidad, pero es mejor no pisar la de otros.


♥ Es bueno tenerlo todo, pero es mejor compartir con el que no tiene nada.


♥ Es bueno saberse amado y comprendido, pero es mejor amar y comprender.


♥ Es bueno procurar no fracasar, pero es mejor ayudar al fracasado.


♥ Es bueno buscar la verdad, pero es mejor hablar siempre con ella.


♥ Es bueno tener fe, pero es mejor sembrarla en los que no creen.


Pero hazlo ya, porque el tiempo pasa y las oportunidades quizá no vuelvan 


igual.


"Hijo" de Elsa Tébere



Hijo, anda, ésta es tu vida,

Puedes hacer con ella lo que quieras,
Pero no olvides que hay un Dios que siempre mira
Y nunca olvides que Dios ama y espera. 

Sé pájaro y sol, libre y radiante,
Mas si de pronto te tornaras lluvia,
Apóyate en el sol que fuiste antes
Y enciéndete en el rezo y en la lucha.

Sabes… la lluvia también es necesaria,
Cae, lava, refresca y cicatriza,
El alma necesita muchas veces,
Tras el fuego, el agua y la ceniza.

Y en la ceniza se alza la mirada,
Se ubica el hombre, humano y extinguible,
Sabe que sin su amor no vale nada
Y allí la ceniza es brasa indestructible.

Sé paciente, no apures a la vida,
Espera con confianza el renacer,
También se nace de la herida,
Dios ya se ocupa de tu acontecer.

Sé simple y da a tu paso la medida,
No corras tanto que el tiempo es ya ligero,
Detente a contemplar la flor nacida,
No dejes de tener un compañero.

Y elige por mujer a la que te ame
Con sol, con lluvias, con estrellas…
Dios quiera sea la que tu alma llame
Y sea de todas la más bella.

Hijo, anda, ésta es tu vida
Puedes hacer con ella lo que quieras
Pero no olvides que Dios le dio cabida
En mi vientre ¡y Él dispuso que nacieras!

Elsa Tébere

(Lo escribí para Mauricio, cuando él tenía 16 años, y aunque parezca raro, lo fui escribiendo mientras estaba planchando ropa. Muchas veces recité este poema y está publicado en libros y revistas. En este día especial para Mauricio, y también para mis otros hijos a quienes por supuesto amo profundamente, aunque ellos tienen también sus propios poemas)